El mundo empieza a realizar la importancia de la transición ecológica y la necesidad de consumir de una mejor manera. Con este cambio, las marcas también se adaptan y proponen opciones sostenibles. Aparecen nuevas marcas, como en el mundo de la moda. Hablamos de slow fashion, la nueva filosofía de consumo responsable de ropa. Las marcas de slow fashion, o moda sostenible, tienen valores como trabajar con materiales que respetan el medioambiente. 

Para dar a conocer estas marcas responsables y incitar a los consumidores a comprar ropa más respetuosa del medioambiente, confían en el poder de prescripción de los influencers. 

Marcas con fama han lanzado gamas respetuosas como fue el caso con H&M Conscious. Han compartido los valores de esta gama en Instagram con posts de influencers, explicando los materiales de fabricación de las prendas o el hecho de que H&M tiene como meta de llegar a utilizar únicamente materiales reciclados en el 2030.

Pero también han aparecido nuevas marcas con una ética que se opone al fast fashion y la producción en países extranjeros.  Tenemos el caso de las marcas Made in Spain como Robin Collection, que propone sorteos en las redes para hacer descubrir los productos :

https://www.instagram.com/p/B1Vo39oI0sq/

La marca Walk Around que propone calzado vegan hizo también sorteos con influencers. Con la estrategia de los sorteos, dan a conocer la marca a los seguidores de los influencers pero igualmente con la tecnica de identificar a varios amigos para participar da a conocerla a una mayor audiencia.

https://www.instagram.com/p/BIUoqEEAblY/

También hay nuevas marcas de moda sostenible creadas por influencers, como Laagam, creada por Ines Arroyo o Barey Collection creada por Maroapa y Lucía Barcena, que igualmente proponen productos hechos en España.

https://www.instagram.com/p/B1MlmebJoy6/