Influence4You, hizo un estudio con 4400 micro y middle influencers (de 3k a 100k seguidores), en 61 países, con el objetivo de ver las motivaciones y los métodos de trabajo de estos nuevos influencers de nichos.

La tendencia ya no es quién tocará a más personas, sino a quién tiene la mejor nivel de interacción. Hoy en día, los micro-influencers, son considerados más auténticos y cercanos a su comunidad, son los nuevos intermediarios imprescindibles para interactuar con una audiencia especifica o de nicho.

¿Quiénes son los micro-influencers?

El estudio realizado por Influence4You con 4446 influencers en 61 países, de los cuales 971 están España, revela que estos nuevos prescriptores empezaron su actividad hace 3 años y que tienen una edad media de 28 años, el 21% de ellos declaran ser padres.

Los sectores de actividad más representados por los micro-influencers de habla hispana son el lifestyle (estilo de vida) (64%), la moda (66%), la belleza (63%) y el turismo (54%). La popularidad de estos diferentes temas muestra claramente una tendencia por parte de los consumidores que buscan constantemente consejo e inspiración.

¿El estatus de micro-influencers puede convertirse en un negocio?

El estudio revela que sólo el 35% de los micro-influencers españoles han creado una empresa (o microempresa) para su actividad contra el 36% en Italia, el 22% en Francia y el 18% en los Estados Unidos. Mientras que el 50% de los influencers con más de 50.000 seguidores lo han convertido en una actividad remunerada. Las variaciones entre los distintos estatutos están relacionados con las limitaciones reglamentarias de los diferentes países.

A nivel mundial, podemos observar que las marcas se dirigen más a los middle influencers (50K seguidores) en vez de los micro-influencers para las campañas remuneradas. En efecto, los influencers de más de 50.000 seguidores declaran que realizan tres campañas al mes (de las cuales el 55% declaran que hacen campañas remuneradas regularmente). Sin embargo, el 77 % de los micro-influencers declaran ganar menos de 1000 euros al año con estas campañas.

Por lo tanto, resulta complicado para los micro-influencers poder vivir de su actividad.

Las campañas remuneradas son casi dos veces más importantes en los países anglosajones que en otros, el 57% de los micro-influencers anglosajones declaran comprometerse en operaciones remuneradas con las marcas contra el 32% de los francófonos y el 33% de los italianos.

¿Por qué los micro-influencers siguen colaborando con las marcas?

Mientras que el estudio demuestra claramente que los micro-influencers no pueden vivir de su actividad, ¿por qué siguen comprometiéndose con las marcas?

En 2019, el marketing de influencia sigue siendo un mercado en crecimiento exponencial. El 67% de los micro-influencers españoles declaran un aumento de las propuestas de campañas (sólo el 11% notan una disminución), el 69% para los influencers franceses y el 72% para los alemanes.

Es interesante notar que la dotación de productos es también un medio para que las marcas hagan probar sus productos o servicios con influencers que tengan una comunidad superior a 10k. Alemania, España y Francia parecen ser los mercados en los que esta práctica es habitual. El 60% de los micro-influencers franceses declaran recibir con frecuencia regalos, e incluso el 71% para los portugueses y el 70% para los italianos y los americanos.

Por otra parte, los franceses, los alemanes y los ingleses son los influencers más transparentes con su comunidad cuando se trata de campañas patrocinadas.

El 94% de los influencers franceses dicen indicar explícitamente a su audiencia cuando se trata de una campaña de marca, frente al 95% para los anglosajones y el 97% para los alemanes. Eso muestra una verdadera voluntad de transparencia. El reciente barómetro de la PPA sobre la transparencia de la influencia demuestra que, si bien se han hecho progresos reales, aún quedan buenas prácticas a difundir.

« Si los micro-influencers siguen colaborando con las marcas, y cada vez más de manera transparente, es para compartir valores comunes o para promover productos que aprueban por su calidad o su ética. Hoy, hemos entrado en la era del consumo respetuoso y las marcas saben muy bien que estos nuevos prescriptores son una nueva audiencia imprescindible para alcanzar sus metas finales. Los micro-influencers son conscientes del poder de la influencia y son escuchados por su comunidad, como lo comprueban las interacciones que reciben a través de los comentarios y los likes. Aquí es donde el compromiso con una gran «C» adquiere todo su sentido para las empresas que ya no tienen necesariamente la atención esperada a través de la publicidad.» explica Stéphane Bouillet, fundador de Influence4You.

Encuentra el detalle del estudio en el Slideshare siguiente :

Bonus: ¿Quieres saber quién es el top influencer en China? ¿Los que suben en Francia? ¿Sabes cómo va el marketing de influencia en Brasil? ¡Algunos insights de los equipos internacionales de Influence4You!